lunes, 2 de mayo de 2011

LA CRUZ. POR SAMAEL AUN WEOR.




CAPITULO IX LA DOCTRINA SECRETA DE ANÁHUAC. SAMAEL AUN WEOR.LA CRUZ DE SAN ANDRES
Andrés, el eremita, pescador con humildad, servía al Christus Juan cuando entonces se convirtiera en discípulo del gran Kabir Jesús.
El crístico Evangelio de la Humanidad Solar nos dice, en efecto, que al iniciar el Gran Ser su esotérica misión fue a Cafarnaum, ciudad marítima de Galilea de la que el Profeta Isaías había dicho: "Pueblo que estaba en las tinieblas, vio una gran luz, y luz les nació a cuantos en sombra de muerte moraban en la Tierra." (Mateo IV,16)
Yendo entonces el Logos Solar por la ribera del mar, del lago, tomó como discípulos primeros a los pescadores Pedro y Andrés, "para hacerlos pescadores de hombres." (Mateo IV, 19)
Andrés asistió a Jesús, el gran Sacerdote gnóstico, en la milagrosa pesca del lago Genesareth o Jainesareth -el simbólico lago jina- donde el Fuego sagrado realizara tantos portentos.
Escritas están con palabras de oro en el Libro de la Vida varias resurrecciones y milagros realizados por Andrés después de la muerte del gran Kabir.
Dice la leyenda de los siglos que en Nicea, izquierdos, tenebrosos y siniestros, merodeaban por ahí siete demonios que asesinaban a los viajeros. Ante el veredicto solemne de la opinión pública, Andrés, después de convertirlos en perros, les expulsó de todos esos contornos.
El extraordinario suplicio de Andrés, lleno de y portentos, hizo muy célebre a la Cruz en X, sobre la cual en forma despiadada había atado sus miembros separados.
Indubitablemente y sin exageración alguna, podemos y debemos afirmar solemnemente que esta X simbólica, que es ciertamente una K griega, fue, es y será siempre, uno de los símbolos más valiosos del esoterismo crístico.
Muchas Hermandades místicas adoptaron el mágico signo de Andrés. X -Chréstos-, el Pez, etc.
Ostensiblemente, Andrés fue específicamente aceptado por las esotéricas Fraternidades de Escocia. No está demás, en este Mensaje de Navidad 1974-1975, afirmar en forma enfática que tales Instituciones tienen al "cardo" como planta simbólica, y , eso está demostrado.
Incuestionablemente, en Escocia existieron durante muchos siglos las diversas Fraternidades ocultistas; de San Andrés del Cardo.
Ostensiblemente, Andrés fue específicamente aceptado por las esotéricas Fraternidades de Escocia.
Se ha repetido muchas veces que hombres extraordinarios: Thomás de Kempis, Geber, Raimundo; Nicolás Flamel, Sendivogius, Alberto el Grande, Santo Tomás de Aquino, Wigelius, Roger Bacon,
Mathia Kornax, Paracelso, Arnaldo de Villanova y muchos otros, fueron miembros activos de Fraternidades similares.
Si el inmaculado Cordero de Dios que borra los pecados del mundo carga la simbólica Cruz sobre su oriflama, como el Hierofante Jesús sobre su sangrante espalda, sosteniéndola valientemente con la pata, tal como se ve en algunas imágenes religiosas, es porque tiene el signo sagrado incrustado vivamente en la misma pata.
Quienes reciben al Espíritu inefable del Fohat sagrado, que lo llevan en sí y que son debidamente marcados por su signo glorioso, ciertamente y en nombre de la verdad, diremos que nada tienen que temer del fuego elemental.
Estos son los auténticos Hijos del Sol, los verdaderos discípulos de Helías, que tienen por guía al Astro de sus antepasados.
El signo de la Cruz, sublime monograma del Cristo Señor nuestro, del que la Cruz de San Andrés y la milagrosa Llave de San Pedro son dos réplicas maravillosas de igual valor alquimista y kabalista, es, pues, la marca capaz de asegurar la Victoria a los Trabajadores de la Gran Obra.
En el cruzamiento central de la Cruz de Palenque está colocado el Arbol de la Vida de la Kábala hebraica; éste es un verdadero prodigio del antiguo México.
Indubitablemente, el Arbol de la Ciencia del Bien y del Mal y el Arbol de la Vida comparten sus raíces.
No olvidemos jamás que alrededor de la resplandeciente Cruz vista en el mundo astral por Constantino, aparecieron aquellas palabras proféticas que entonces gozoso hiciera pintar en su labarum: "In hoc signo vinces," Vencerás por este signo.
La Cruz sexual -símbolo viviente del cruzamienlo del lingam-Yoni tiene la huella inconfundible y maravillosa de los tres clavos que se emplearon para inmolar al Cristo-materia, imagen de las tres purificaciones por el hierro y por el fuego, sin las cuales el Señor Quetzalcoatl en México no hubiera podido lograr la resurrección.
La Cruz es el jeroglífico antiguo, alquímico, del crisol (creuset), al que antes se llamaba en francés cruzol, crucible, croiset.
En latín, crucibulum, crisol, tenía por raíz, crux, crucis, cruz. Es evidente que todo esto nos invita a la reflexión.
Es en el crisol donde la materia prima de la Gran Obra sufre con infinita paciencia la Pasión del Señor.
En el erótico crisol de la Alquimia sexual muere el Ego y renace el Ave Fénix de entre sus propias cenizas.
INRI, In Necis Renascor Integer. En la muerte renacer intacto

No hay comentarios:

DOMINGO 17 DE JUNIO: CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL PADRE.

CON MUCHA ALEGRÍA Y SENCILLEZ, ESTE DOMINGO 17 DE JUNIO CELEBRAMOS A NUESTROS MIEMBROS EL DÍA DEL PADRE. TUVIMOS MUY GRATOS MOMENTOS DE C...