jueves, 10 de marzo de 2016

EL SAGRADO CRISTO CÓSMICO. Por Samael Aun Weor.

Así, conviene entender que el Ejército de la Voz, el Ejército de la Palabra, es Fuego, y que ese Fuego Vivo, ese Fuego Viviente y Filosofal que hace fecunda a la Materia Caótica, es el Cristo Cósmico, el Logos, la Gran Palabra. Pero para que el Logos aparezca, para que venga a la manifestación, el Uno debe desdoblarse en el Dos, es decir, el Padre se desdobla en la Madre, y de la unión de los dos opuestos nace el Tercero: el Fuego. Ese Fuego es el Logos, el Cristo, que hace posible la existencia del Universo en la Aurora de cualquier Creación. Así, mis queridos hermanos, conviene que entendamos mejor lo que es el Cristo. No nos contentemos con recordar la cuestión meramente histórica. Porque el CHRESTOS es una realidad de instante en instante; de momento en momento, de segundo en segundo. Él es el Creador; el Fuego tiene el poder de crear los átomos y de desintegrarlos; el poder para manejar las Fuerzas Cósmicas Universales, etc. El Fuego tiene el poder para unir todos los átomos y crear Universos, como el poder para desintegrar Universos. El mundo es una bola de Fuego que se enciende y se apaga según leyes. Así que el Cristo es el Fuego. Por eso sobre la cruz verán ustedes las cuatro letras: “INRI”, que significa: “IGNI NATURA RENOVATUR INTEGRAM” (El Fuego renueva incesantemente la Naturaleza). Ahora creo que ustedes van entendiendo por qué a nosotros nos interesa la Signatura Astral del Fuego, la Llama de la llama, lo Oculto, el aspecto esotérico del Fuego. Y es que el Fuego en realidad es crístico, tiene poder para transformar todo lo que es, todo lo que ha sido y todo lo que será. INRI es lo que nos interesa, sin INRI no es posible que nosotros nos cristifiquemos. Les decía anoche que el Cristo Íntimo, el Cristo Cósmico, tiene que dar tres pasos de arriba hacia abajo, a través de las siete Regiones del Universo. También les decía anoche, que el Cristo debe de dar tres pasos de abajo hacia arriba (he ahí el misterio de los TRES PASOS y de los SIETE PASOS de la Masonería). Es lástima que los hermanos masones hayan olvidado esto. En todo caso el Chrestos, el Logos, resplandece en el Cénit de la Media Noche Espiritual. Como en el Ocaso o en el Oriente, y cada una de esas tres posiciones es respetada en las Siete Regiones. El místico que se guía por la Estrella de la Medianoche, por el Sol Espiritual, saben lo que significan esos Tres Pasos dentro de las siete Regiones. Pensemos también en el Sol, pensemos en el Rayo y en el Fuego… He ahí las Tres Lumbreras, los tres aspectos del Logos, en las Siete Regiones. Cuando el Uno se desdobla en el Dos, surge el Tercero, y éste es Fuego que crea y vuelve nuevamente a crear. Este Tercero puede crear con el Poder de la Palabra, con la Palabra Solar, con la Palabra Mágica, con la Palabra del Sol Central ¡Así crea el Logos! Es por medio del Fuego como nosotros podemos cristificarnos, inútilmente habrá nacido Cristo en Belén, si no nace en nuestro corazón también. Inútilmente habrá sido crucificado y muerto y resucitado en la Tierra Santa, si no nace también en nosotros, y muere y resucita… LE INVITAMOS A NUESTRAS CONFERENCIAS TODOS LOS DOMINGOS A LAS 10 AM.

No hay comentarios:

ANTROPOLOGÍA Y CULTURA.

CORDIALMENTE LE INVITAMOS: A NUESTRAS CONFERENCIAS SOBRE ANTROPOLOGÍA GNÓSTICA Y LA RIQUEZA CULTURAL MESOAMÉRICANA LA AUTORREALIZACIÓN I...