lunes, 7 de diciembre de 2015

Preparación Iniciática. Por Samael Aun Weor.

Preparación Iniciática (2) LOS MISTERIOS MAYORES. Las discusiones y las polémicas han acabado con muchas escuelas espiritualistas. Cuando dos individuos discuten, lo que tienen es orgullo y soberbia en la mente, ambos quieren demostrar su consabida superioridad a su interlocutor, ambos tienen a Satán entronizado en la mente. Nosotros debemos siempre dar respetuosamente nuestro concepto y dejar a nuestro interlocutor la libertad para aceptar o rechazar nuestro concepto. Cada cual es libre de pensar como quiera y nosotros no podemos ejercer coacción sobre la mente ajena, porque eso sería magia negra. La discusión intelectual es luciférica y demoníaca. Necesitamos tener mente de niño para poder entrar en los misterios mayores. Necesitamos ser niños en la mente y el corazón. Necesitamos ser perfectos, como nuestro padre que esta en los cielos es perfecto. A los grandes misterios no se llega con intelectualismos vanos; a los misterios mayores se llega con corazón de niño. Hemos conocido grandes maestros de la Logia Blanca totalmente analfabetas. Otro peligro que asalta a los devotos del sendero, es la envidia. Aquellos que se llenan de envidia por el progreso de los demás, se convierten en "judas" que venden a sus instructores por treinta monedas de plata. En las escuelas y logias espiritualistas los envidiosos miran el reloj y tocan la campana para sabotear la palabra de los buenos oradores y sus enseñanzas. Así es como el delito se esconde entre el incienso de la plegaria. En cierta ocasión nos dijo el venerable maestro Moria: "unirse con el Intimo es algo muy difícil", "eso es muy trabajoso", "de dos que intentan unirse con el Intimo tan sólo uno lo consigue", "porque como dijo el poeta, Guillermo Valencia, el delito se esconde entre las mismas cadencias". Realmente tenía razón el maestro Moria; el delito se viste de santo. El delito se viste de mártir. El delito se viste de apóstol, etc. Por eso es que es tan difícil llegar a la unión con el Intimo. Esto es la senda del filo de la navaja. Nuestros discípulos deben sumar sus defectos y luego dedicarle dos meses a cada defecto, en orden sucesivo; así acabaran con todos sus defectos. Aquel que quiera acabar con todos sus defectos al mismo tiempo no acabará con ninguno. Esta senda es muy difícil. Ya lo dijo el Cristo. "De mil que me buscan uno me encuentra. De mil que me encuentran uno me sigue. De mil que me siguen uno es mío". Por cada paso que demos en el desenvolvimiento de los poderes ocultos, debemos dar mil pasos en la senda de la santidad.

No hay comentarios:

DOMINGO 17 DE JUNIO: CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL PADRE.

CON MUCHA ALEGRÍA Y SENCILLEZ, ESTE DOMINGO 17 DE JUNIO CELEBRAMOS A NUESTROS MIEMBROS EL DÍA DEL PADRE. TUVIMOS MUY GRATOS MOMENTOS DE C...