sábado, 11 de junio de 2011

LA VIDA PASA










La vida pasa.
Nunca dejes que tu corazón se enturbie con falsos sentimientos: La juventud impulsiva te enseña temprano a jugar sin tomar la seriedad de las cosas.
Hay que divertirse, pero los extremos se quedan en los huesos y en las entrañas.
Y al tener los cabellos grises: Todo te duele, incluso el alma.
El alma se queda triste, el cuerpo se destruye. No hubo consejos que te detuvieran y ahora es tarde.
Nunca dejes que las ambiciones te nublen la vista y la mente: Perderás amigos, familia, valores y estima. Más importante que todo eso que puedes ganar con el ansia de poder, es estar tranquilo con uno mismo. Puede que la riqueza te llegue gracias a esas fuerzas extrañas que te poseerán con su dulzura falsa, pero…cuando al final de tu vida te detengas necesariamente porque no podrás caminar más a prisa, el recuerdo de lo que has perdido se te volverá pesada carga en tus hombros y piernas, pero más en tu conciencia.
Nunca pierdas la capacidad de ser auténtico y sincero…Tampoco tengas vergüenza de ser inocente o ingenuo… Es mejor saber menos de las cosas del mundo, que perder para siempre el alma con las malicias perversas.
Fama, dinero, poder, lujos…Todo eso es muy fácil de obtener. Pero más fácil es perderlo, y lo peor, cuando esas cosas se pierden, traen detrás de sí también: La pérdida de la libertad, la pérdida del honor, la pérdida de la dignidad, y la pérdida del alma, que es irreparable.
Dicen muchos por ahí “que en la cama y en la cárcel se conocen los amigos”. Yo digo, que los amigos siempre están ahí, y el mejor de ellos es a veces nuestro peor enemigo.
Porque fácil cosa es querer a los amigos, por lo que nos dan moral y materialmente.
Pero hay que agradecerle al peor de los enemigos, por todo lo que nos enseñan de nosotros mismos.
La mejor enseñanza no es la que nace de la paz y la tranquilidad, sino la que surge en las tinieblas de la lucha y la batalla de la vida.
El aprendizaje en la paz, nos enseña cosas útiles. El aprendizaje en la guerra, nos enseña cosas trascendentales y sobrenaturales.
Si te caes alguna vez y te levantas, no cabe duda que eres un héroe. Pero si te caes varias veces y cada vez que te levantas eres más sabio y más fuerte, te convertirás en MAESTRO.
Los vicios no son sino momentos de debilidad. Los crímenes sin embargo son debilidades que se han posesionado de ti y te han encarcelado en vida.
La vida pasa.
Cuesta tanto hacer cosas constructivas cuando no valoras lo que tienes, y te vas detrás de espejismos absurdos:
Antes que la belleza, ama la libertad de tu alma.
Antes que el poder, ama a tus amigos que son tu mejor influencia.
Antes que la riqueza, ama a tus hijos y a tu pareja, ellos son tu verdadera riqueza.
Antes que la viveza o la astucia, aspira a ser sabio y prudente.
La sabiduría te dará certezas. Y la prudencia te dará CIENCIA.
Templa tu carácter y no aspires a cosas materiales, pues nada de eso es perecedero y todo eso cuando te vayas definitivamente al hiperespacio, aquí se queda.
Nada te llevas de este mundo: Contigo se van hasta los últimos recuerdos y vivencias.
Mañana que amanezca otro día, y tú ya no estés, solamente vivirás un tiempo en el corazón de los que te aman, pero cuando ellos se vayan también: Nadie te recordará ni te amará.
Solamente si aprendiste de las cosas sencillas y buenas, hacer cosas grandes maravillosas y bellas, es probable que el monumento de tus buenas obras sea tu mejor testimonio.
Sin embargo, el mármol, el oro y los pergaminos se acaban, pero tu alma diáfana y hermosa, estará ante DIOS eternamente.
Si aprendes tempranamente a ser mezquino, tu vida terminará en medio de la mezquindad.
Si aprendes tempranamente a ser misericordioso, la suprema misericordia tendrá piedad de ti y te perdonará, aun los más grandes errores.
La vida es un dar y un recibir, aunque tarde un poco: Lo que das, recibes.
Cuatro cosas detesta el Señor:
a) El traidor a sus hermanos
b) El traidor a su familia
c) El traidor a su patria
d) El traidor a su Maestro.
Cainitas, Pilatianos, Caifasianos y Herodianos. Cuántos de nosotros caemos ahí¡¡¡
La vida pasa, y como dijo una vez el DIVINO MAESTRO:
“Las cosas pasarán, mas mis palabras no pasarán…..”
Haz de tu vida un NO PASARÁN y serás una ALMA invencible con tu fe.

No hay comentarios:

DOMINGO 17 DE JUNIO: CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL PADRE.

CON MUCHA ALEGRÍA Y SENCILLEZ, ESTE DOMINGO 17 DE JUNIO CELEBRAMOS A NUESTROS MIEMBROS EL DÍA DEL PADRE. TUVIMOS MUY GRATOS MOMENTOS DE C...